GAUDÍ Y LA ARQUITECTURA DE LOS DIOSES.

El Arquitecto imagina espacios imposibles. Sueña el creador con lugares habitados por la luz y la pobreza; por la soledad y la utopía.

Al creador no le son ajenas las ininteligibles palabras de los dioses, mas atentos a la estética que a la dignidad de la ética. Los dioses siempre han buscado un lugar habitado por lo místico, por lo gótico, por el sobrecogimiento; pero de poco sirve esta belleza al herido por el abandono, al que lleva en su pecho cosida una estrella de seis puntas o al que mira al cielo y no puede ver mas que la luz de las inalcanzables estrellas.
Los dioses envían al aterido saetas de engañosa luz, que escriben en el firmamento destinos nunca distintos de la palabra bondad; pero la bondad somete al dolorido.
Los jerarcas de la pureza dan a la impotencia un nombre que se llama CANON y a la belleza una jaula de oro que se llama SECCIÓN ÁUREA.

¿Para que sirve la sección áurea si la belleza está donde año tras año descansa la aérea semilla de un arce?.
La belleza se esconde donde los años y el agua dibujan lentamente cortadas y saltos de agua; también donde un simple rayo de luz inventa volúmenes allí donde antes reinaban solo sombras.
Sueña Gaudí, el creador, con un lugar amasado con sus propias manos y sueña también con el trabajado barro de las mezquitas de Mali.
¿Es oficio del creador poner dignidad donde los poderosos y los guardianes del templo colocan normas?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s